¿Es verdad que no quieren trabajar?


Considero importante no generalizar con un colectivo tan heterogéneo como el de personas sin hogar. En ningún caso deberíamos culpabilizar al colectivo de su situación y especialmente en un momento en el que el acceso al mercado laboral es difícil.

Un ejemplo de la heterogeneidad es que en estos últimos años ha aumentado considerablemente el número de personas que se han visto en una situación de calle y siendo personas con un nivel de empleabilidad elevado. El principal problema radica en la situación del mercado laboral incapaz de absorber al flujo de personas en búsqueda de empleo.

Al margen del contexto hay que destacar que cualquier persona para encontrar un trabajo tiene que sentirse preparada, motivada y segura. Esto permite superar los procesos de selección implícitos en la búsqueda de empleo. En este sentido, las personas sin hogar se encuentran en una situación que les dificulta conseguir la inserción laboral. En numerosas ocasiones tienen que superar, previamente, factores asociados que no sabemos si han sido causa o consecuencia de su situación.

Es importante destacar que un empleo es mucho más que un trabajo. Actúa como un factor fundamental de integración social, permitiendo a las personas llevar una vida digna y autónoma. Es por lo que deberemos seguir luchando, por la igualdad de oportunidades y prestando especial atención a los colectivos con mayores dificultades de inserción en el mercado laboral.

Mayo 17th, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *